26 noviembre 2015

Peinado y maquillaje de novia. 20 preguntas que toda novia se hace. 20 respuestas del profesional.

Hoy en el blog traigo un post que me apetecía escribir desde hace tiempo. Ideas, aspectos a tener en cuenta y consejos a la hora de contratar y escoger al profesional que llevará a cabo el peinado y maquillaje de novia. Yo no soy peluquera, ni estilista, ni esteticien, ni maquilladora, por ello, elaboré un cuestionario con las 20 preguntas que toda novia se hace antes de contratar y escoger su peinado y maquillaje para su día B y abordé sin piedad a un profesional del sector, con sobrada formación y experiencia, para que me las respondiera.


Peinado y maquillaje de novia. 20 preguntas que toda novia se hace. 20 respuestas del profesional.







Él es Carlos Montesdeoca. Dedicado a la belleza y más específicamente a la peluquería y maquillaje desde hace más de dos décadas, abrió las puertas de "Carlos Montesdeoca, Hair & Makeup Studio" desde el 31 de diciembre del 2005. Si bien antes de tomar la decisión de casarme ponía en sus manos mi cabellera larga, espesa y encrespada (un horror) para hacerme distintos tipos de tratamientos, también deposité toda mi confianza en él para el peinado y el maquillaje de mi gran día. 

Carlos se mostró encantado y agradecido por la oportunidad de orientar a futuras novias y, por qué no, posibles clientas, en uno de los días más felices de sus vidas. He acompañado las palabras de Carlos con las fotos de mis preparativos la mañana de mi boda, obra de Mi lima limón-Wedding photographers. Ambos esperamos que el post sea de ayuda, no sin recordar que la protagonista indiscutible de la historia es la novia.

Pues bien… ¡Comenzamos!
  1. ¿Cómo debe ser el peinado o maquillaje de una novia, a grandes rasgos?
Estoy convencido que tanto el peinado como el maquillaje deben ser tales que nuestra querida novia se sienta feliz de verse en ellos como parte de sí misma y no como parte de un disfraz, lo cual no es fácil, pues una no se viste de novia con frecuencia, supongo. Debe haber armonía entre el vestido, los adornos del pelo, la tendencia del momento, el lugar y tipo de la ceremonia y celebración, la hora del día o noche, la época del año, y demás detalles a tener en cuenta. Pero sobre todo y por encima de todo, lo más importante a tener en cuenta, es que la personalidad de nuestra protagonista debe potenciarse y apreciarse a primera vista.

  1. ¿Con cuánta antelación debe buscar una novia a su proveedor para el servicio de peluquería y maquillaje?
En cuanto a la elección del equipo de estilismo nupcial, todo depende de varios factores. A lo mejor se prefiere el equipo habitual y sólo se precisa fijar las pruebas (resaltando que si se posee estilista o recurrimos al nuestro habitual, puede ser una ventaja, pues nos conoce y sabe de nuestros gustos y recelos), o si no, recurrir a otro que nos hayan recomendado o haya inspirado confianza, lo cual es muy importante también. Lo mejor es asegurarnos cuanto antes de que el equipo elegido esté disponible para ese día y por esto, el tiempo puede jugar en nuestra contra. A veces por esperar al final perdemos la oportunidad de ser atendidos por quienes deseamos.

En nuestro Estudio, recomendamos fijar la fecha con el pago de una fianza mínima que descontaremos del precio final o devolveríamos si dos meses antes de la misma se opta por no recurrir a nuestro trabajo.


  1. En los últimos años, con la crisis, y con el gasto que supone la celebración de una boda, asistimos al hecho de que algunas novias se plantean ahorrar en esta partida de la boda optando por maquillarse y peinarse ellas mismas, o bien, pedírselo a ese familiar o amiga/o al que se le da bien. ¿Es tan importante que sea un profesional el que peine y maquille a la novia?
Es muy importante, por no decir fundamental, disfrutar plenamente del día que se ha preparado con tanto esmero e ilusión. Hay que dejar al azar los menos detalles posibles, por tanto, maquillaje y peinado de la novia son de los más significativos y visibles por todos. En cualquier caso, la voluntad de la novia es nuestra máxima consigna, por ello, si lo que desea es ahorrar o evitar ir demasiado recargada, debe buscar al profesional que mejor se adapte a su gusto o idea de lo que para ella será uno de los días más señalados de su vida. Conviene tener en cuenta que sería una pena mirar las fotos en años posteriores y pensar: “¿Por qué no recurriría a un/a buen/a profesional?”. Además, hay que pensar que lo bueno suele costar un poco más y que no siempre será imposible encontrar un buen equipo de estilistas sin vender el alma.


  1. ¿La calidad o características de los productos que utiliza un profesional varía con respecto a los que podemos utilizar normalmente las novias en casa? ¿en qué? ¿se podría notar en las fotos o el vídeo?
Nosotros los profesionales del sector, tenemos acceso a mayor y mejor variedad y calidad de productos, aunque muchos de ellos ya llegan a los consumidores. Pero además, también poseemos el conocimiento, la práctica y la experiencia para sacarles el máximo partido. Si sumamos alta calidad de productos con experiencia y maestría, tenemos la mejor combinación.


  1. Una vez la novia toma la decisión de que va a ser un profesional el que la peine y maquille, ¿qué aspectos debe tener en cuenta o qué debe preguntar a los distintos profesionales a los que solicite presupuesto? ¿Hay unos mínimos en las condiciones del servicio?
Por supuesto, hay muchos “cachés” en este “trabajo/negocio” como en todo. Cada quién debe valorar aquellos aspectos que le dan más confianza. Nosotros, por lo pronto, nos movemos en un nivel intermedio en cuanto a tarifas y ofrecemos la oportunidad ventajosa de mejorar el precio si el servicio de la novia y/e invitadas se realiza en el Estudio, pues las tarifas de desplazamientos son más altas. Cabe también la posibilidad de obtener descuentos, acogiéndose a los bonos de determinados portales web en los que figuramos, o hacer uso de nuestro cheque regalo con descuento del 20% y no olvidemos, que siempre, siempre solemos sorprender a nuestras novias con un pequeño detalle.

La posibilidad de de tener un presupuesto por escrito, firmado y/o sellado, es la mejor garantía de calidad y compromiso.


  1. Con independencia del servicio a realizar el día de la boda, ¿deben hacerse pruebas previas de maquillaje y peinado? Si es así, ¿cuántas deben hacerse y con cuánta antelación con respecto a la fecha de la boda?
Yo aconsejo que sí. Es bueno hacer al menos una prueba de peinado y maquillaje, pues nos ayuda a tomar decisiones y nos ofrece un extra de tranquilidad, pues si la acompañamos de la toma de fotos y anotaciones, estaremos más cerca de asegurar un mejor resultado final, dejando un cabo suelto menos.

Una vez fijada la fecha del estilismo para la boda (a tal efecto nosotros solemos cobrar una pequeña fianza, como ya dijimos), recomendamos hacer la prueba como muy tarde unos tres meses antes (si no estamos seguras del todo de quiénes formarán nuestro equipo de estilismo), para tener un buen margen para cambiar, en caso de que el resultado no sea el deseado. Si se tiene absolutamente claro, existe confianza en el equipo profesional y está firme la reserva, con un mes antes basta.

  1. ¿Hay que llevar algo a las pruebas de maquillaje y peinado?
Sí, claro: mente abierta y nervios relajados. En esto último, jugamos los profesionales la parte de más responsabilidad, pues casi nos corresponde a nosotros ser capaces de crear el clima de confianza necesario.

Es preferible llevar el pelo limpio del día o día anterior, lo más natural posible y lo menos maquillada que se pueda. Muy aconsejable llevar los adornos del pelo que se hayan propuesto como posibles, o que tengamos y nos apetezca usar, o los que hayamos adquirido para ello definitivamente (tiaras, diademas, peinetas, prendedores, broches, tocados, flores,….) y si es posible, fotos del vestido, zapatos, complementos,… Así nuestro estilismo final habrá sido confeccionado tomando como referente la mayor cantidad de detalles posible. Es bueno también traer imágenes que nos hayan gustado, o inspirado o los enlaces en páginas web, portales, o las redes como Facebook, Instagram o Pinterest, etc. donde hallarlas en el ordenador del Estudio. Con todo ello, seguro que seremos capaces de elaborar un look impecablemente creado sólo para ti.

  1. ¿Influye en el peinado o maquillaje de la novia, el tipo vestido, velo/tocado o el ramo que va a llevar la novia el día de la boda?
Todo es un conjunto que aporta en cada detalle su grano de arena para el total, por tanto, cuantos más detalles coordinemos, más personalizado será el resultado, y eso es lo que buscamos desde el principio.

El velo, por ejemplo, condiciona mucho el tipo de peinado, pues aporta volumen y peso extras a tener en cuenta y requiere crear en el peinado una fuerte base que lo ancle y sostenga todo el tiempo que se lleve puesto. En ese caso, casi quedan descartadas las melenas sueltas onduladas con airosidad. Importante tenerlo en cuenta.

El ramo es posible que nos condicione en cuanto al color y los adornos, su forma y volumen yo los relaciono más con el vestido y la estatura de nuestra amiga.


  1. El día B, ¿mejor llevar a cabo el servicio en el salón o servicio a domicilio (casa, hotel, finca,...)? ¿Cuál es la mejor opción para la novia?¿Repercute mucho en el coste final si es a domicilio?
Por supuesto que el servicio realizado en el domicilio o lugar de la celebración es un lujo que ese día nos facilitará muchísimo el ahorro en tiempo, nervios, retrasos y desplazamientos, lo cual es altamente recomendable. Efectivamente es algo más caro, pero es el cliente quien ha de valorar la necesidad según sus circunstancias particulares. En nuestro caso, casi la totalidad de este servicio lo realizamos con desplazamiento, pues compensa al final.


  1. ¿Hay diferencias entre un peinado y maquillaje de novia de cualquier otro peinado o maquillaje de mujer para otro tipo de evento? ¿Qué tiene de especial un peinado y maquillaje de novia?
En efecto e indiscutiblemente, sí. La novia va a ser el objeto de todas las miradas, valoraciones, fotografías,… Por lo tanto su estilismo ha de ser construido al detalle con esmero y precisión, aunque resulte sencillo o simple si lo miran ojos inexpertos. Debe resistir toda la jornada, noche, baile, abrazos y tirones, además de lágrimas, besos, sudor,... Conlleva tratamiento previo y mucha práctica en la ejecución del marcado (en el peinado), equilibrio y mesura en la aplicación de correcciones de visagismo, elección de colores y maestría en los difuminados (en el maquillaje).

No es un trabajo fácil, sólo realizable por profesionales bien adiestrados. Es lógico que cueste un poco más. ¿Cuánto vale la tranquilidad de saber que estamos guapísimas y que lo estaremos toda la noche y en todas las fotos?.

  1. Bodas de día y bodas de noche. ¿Cambia algo?
Por supuesto. El día hará que la fiesta pueda alargarse más y disfrutarlo aún más. Por otro lado, la noche permite más sobriedad, recarga y brillo en los detalles y glamour.

Las celebraciones de día suelen ser más alegres y coloridas (si el tiempo acompaña) y dan la oportunidad de acoger mejor a los niños y que estos se diviertan, sobre todo si son al aire libre. La vestimenta es más ligera y alegre y alienta al uso de tocados y sombreros, más o menos vistosos.

La noche invita a la formalidad y lujo, pero has de tener en cuenta que al ser la ceremonia a hora tardía, esto hace que se arrastren los nervios durante todo el día.

Si me pides mi opinión, yo soy un enamorado de las bodas con sol, cielo azul, estanque, fuente o piscina, jardín y comida buffet o cóctel, buena amenización musical, baile y merienda. Se prestan más a la dialéctica, diversión y socialización entre los invitados y te da la posibilidad de escabullirte de esos familiares que te tocan en la mesa, con los que casi no compartes vivencias,… ¡ja,ja!


  1. Traslado la pregunta a la época del año, ¿cambia algo si la boda es en primavera/verano o en otoño/invierno?
Atendiendo a lo dicho en el apartado anterior, y si sólo nos fijamos en el gusto, mejor primavera o verano. Aunque lo bueno de vivir aquí, o escoger nuestro precioso archipiélago para la celebración del día más feliz, es que la probabilidad de tener buen tiempo y luz radiante es abrumadora, sobre todo en el sur.

El invierno o el frío nos obligarán sin duda a recurrir a los espacios cerrados o cubiertos y por ello a prescindir de los escotes y necesitar incluir el abrigo en nuestro “outfit”.
  1. ¿Es importante la ciudad donde te casas? ¿Podría afectar al resultado o durabilidad del maquillaje o peinado?
La temperatura y humedad ambiental son decisivas, aunque para paliar los efectos de esa adversidad, los profesionales experimentados contamos con recursos variados y consejos que toda novia en tales circunstancias, debería tener en cuenta. Por ejemplo, si hace calor y/o humedad (La Laguna, La Esperanza, Los Realejos,…) el pelo recogido es casi la mejor opción y el maquillaje fijado sin recarga. Es bueno contar con un pequeño kit de retoque que podemos preparar con antelación y llevar al lugar de la celebración o durante las fotos.

  1. Pestañas postizas para una novia, ¿si o no?
La naturalidad se hace estrella, pero un toque de glamour no viene mal. Yo las recomiendo con frecuencia, pues mejora el efecto, enfatiza la mirada y nos evita maquillar en exceso los párpados. La ceja bien delineada (gruesa o fina) y el ojo bien definido con una máscara de pestañas no excesiva y si es posible waterproof, son imprescindibles para la belleza.

Una ligera pestaña postiza (no siempre recurramos a la imagen de la pestaña exagerada) cubre la carencia si la hubiera y delicadamente ofrecería un toque de sofisticación. En caso de que la duda nos asaltara de manera atroz, “Menos es Más” es mi mejor y más frecuente consejo.
  1. Muchas novias, quizás poco acostumbradas a maquillarse o verse peinadas con recogidos, cuando se hacen una prueba, se ven “excesivamente” maquilladas o les asusta un poco verse tan repeinadas o maquilladas, ¿qué les dirías?
Ya tratamos ese asunto en el apartado 7. Hay que ir con la mente abierta a los consejos, no obstante, las pruebas están para eso. Es responsabilidad de nosotros los profesionales saber escuchar atentamente para lograr crear el clima de confianza necesario para ella y no oponerse a realizar cuantos cambios sean necesarios hasta lograr hallar la mejor y más favorecedora opción. Si hay que usar menos maquillaje, se reduce la cantidad. Siempre hay tiempo de subir. Yo creo que aquí se trata más de una cuestión de “feeling”, pues es de ella y sólo de ella la decisión final.

Nuestro mayor obstáculo es sortear el prejuicio o la idea preconcebida. Sobre todo cuando la novia viene ya con una imagen física o interiorizada y percibe una gran diferencia entre esta y el resultado de tratar de emularla sobre ella y acaba frustrada. En el caso del pelo, y poniendo un ejemplo frecuente, los peinados o recogidos realizados en pelo largo y rubio, a veces lucen increíblemente más ricos y elaborados por la riqueza de matices, por tanto es preferible no buscar imágenes de este tipo si somos morenas.

Es preferible tratar de hallar la confianza entre novia y estilista para que surja el flujo de ideas y consejos en la prueba, pues si no se da, mejor probar otra cosa u otro sitio.

  1. Y el caso contrario, la novia está acostumbrada a maquillarse cada día, a tener toques de color en labios y manicura y/o a llevar el ojo bastante marcado. Con los maquillajes de novia tradicionales igual se ve poco maquillada o “desnuda” incluso, ¿qué le dirías?
En este caso no hay ningún problema. Repito constantemente que buscamos en todos los casos, la comodidad y autenticidad de la protagonista. Yo soy un fan de la mujer segura de sí misma, de sus recursos y su belleza y las aliento siempre a que los manifiesten. Máxime este día en el que ellas brillan como protagonistas y además, que en casi todos los casos, ellas pagan la mitad.

Soy adicto a los labios bien rojos y siempre las aliento a que se lleven una buena barra de este color para maquillárselos para el baile después de la cena.


  1. Las novias que llevan mechas o color, ¿se retocan el mismo día o con cuánta antelación deben hacerse las mechas o darse el color?
La mejor y más frecuente opción es la semana de la boda. En el caso de pérdida de reflejo (rojos, cobres, dorados, p.ej.) se refrescarían con un suave matiz en el día, en el Estudio o el día anterior sirviendo como preparatorio del peinado, que se haría al día siguiente, previo marcado (ya en el día “B”) en el domicilio o lugar escogido.


  1. ¿Hay alguna rutina o tratamiento previo a seguir para el cabello o el rostro las semanas previas a la boda? ¿Qué recomiendas?
Hidratación y nutrición, tanto de rostro como pelo, piel en general, manos, pies y uñas. Es recomendable acudir al salón o studio para realizar el tratamiento adecuado o incluso SPA o masajes. Ya se sabe que hay muchos nervios y poco tiempo para ultimar detalles, pero es más importante disfrutar del proceso de unirte en matrimonio con quien va a ser la persona más importante para ti. Si puedes, comparte este ritual previo con ella.
  1. ¿Qué consejos darías o qué rutina debería seguir la novia el día antes y el mismo día de la boda para tener el cabello y el rostro en perfecto estado para el peinado y maquillaje?
Ya hemos hablado de eso. El pelo ha de estar limpio, pero sin excesivo tratamiento ni producto, a fin de que tenga textura para ser marcado y el peinado dure. El rostro limpio e hidratado. Procurando haber descansado lo suficiente la noche anterior (sabemos que esto suele ser difícil). Un relajante muscular o tisana ayudan a este fin.

  1. ¿Debe llevar la novia un neceser para retocarse o salir de algún apuro? ¿qué básicos para el peinado o maquillaje debe incluir en ese neceser?
Es casi imprescindible. Yo lo compondría de le siguiente manera:
  • Horquillas y un bote pequeño de laca
  • Cepillito o peine
  • Un par de gomas para el pelo
  • Pañuelitos de papel
  • Toallitas húmedas y/o desmaquillantes
  • Bastoncillos
  • Brillo y/o barra de labios
  • Polvos compactos con ligero color (en polvera con espejito)
  • Colorete
  • Máscara de pestañas
  • Almohadillas para las rozaduras de los zapatos o tiritas
  • Perfume

    Aprovecho, tras las palabras de Carlos, para recordarles el post sobre el kit de supervivencia de la novia, a mi me fue muy útil en mi día B ;)

Tras contestar pacientemente las 20 preguntas que rondaban mi cabecita, quiero agradecer a Carlos su colaboración para que este post viera la luz al fin. Espero que haya resultado útil. Como siempre, Carlos Montesdeoca estará a disposición de novias, madrinas e invitadas perfectas en su salón de Santa Cruz de Tenerife, en su web y en redes sociales. Lo recomiendo encarecidamente. 


  

4 comentarios

  1. Que hermosa!

    muy lindas fotos y reseña!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias Lidia!!! La mano del profesional tiene mucho que ver con el resultado final ;)

      Eliminar
  2. Que bonito......y grandes consejos.....en fin, que rápido pasó!!!

    Estas preciosa en todas las fotos......son muy elegantes y transmiten muchísimo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias wapa!!! Hombre, en las fotos tiene mérito el ojo de la fotógrafa jeje… Por cierto, leí hace un momento la crónica de tu día B… ayyyy me he emocionado y todo!!! Ains, sip, qué rápido pasó todo snif snif ;)

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

© 2015 Margarita García-Ramos Morell. Todos los derecos reservados.
Diseño blog: Rainy Day